A lo largo de los últimos años, las fajas para embarazada se han ido modificando para adecuarse a las necesidades de las madres, ofreciéndoles una ayuda extra en esas semanas en las que el peso de la barriga puede provocar malestar postural, cervical o lumbar en las embarazadas. Además, no se puede olvidar que el crecimiento de la barriga de la madre incluye también otros cambios. La manera de caminar, por ejemplo, se puede ver afectada, haciendo que la futura mamá camine abriendo las piernas en un ángulo mayor del acostumbrado.

También en estas últimas semanas, al producirse el denominado síndrome del nido, la madre vuelve a estar más activa, preparando todo para la llegada del bebé. Esto puede provocar que fuerce demasiado la musculatura, pudiendo producirse lesiones o episodios dolorosos. Debido a todo esto, los expertos aconsejan el uso la faja cuando sea realmente necesario. Su uso se recomienda a partir de la semana 25, cuando la barriga ya empieza a aumentar de peso y pueden aparecer molestias en la espalda o las piernas. Lo cual es completamente normal, sin embargo estos síntomas se pueden mejorar con el uso de este tipo de prendas, la actividad física especialmente para embarazadas y algunos masajes igualmente enfocados para aliviar las molestias durante el embarazo. En este aspecto los masajes se aplican en la espalda, piernas y pies, por ningún motivo en el vientre materno.

Como verás para aliviar los síntomas de cansancio y dolores musculares durante el embarazo existen diferentes soluciones que permiten disfrutar al máximo esta hermosa etapa de la vida, donde lo principal es sencillamente preparar todo para la llegada del bebé y a su vez aprovechar todos estos meses para descansar y disfrutar de ese vínculo especial que el embarazo ofrece entre madre e hijo, pues una vez que el bebé llegue va a necesitar mucha atención

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *