Mediante iniciativas de equipo centradas en la seguridad, las organizaciones pueden mejorar el rendimiento del equipo. La seguridad del paciente implica evitar errores, limitar el daño y reducir la probabilidad de cometerlos mediante una planificación que fomente la comunicación, reduzca las tasas de infección y disminuya los errores.

Los profesionales sanitarios, los pacientes y el personal de apoyo comparten el mismo objetivo: el mejor resultado posible del tratamiento. Los siguientes siete principios son consejos que algunas organizaciones sanitarias ponen en práctica para lograr este objetivo.

Establecer un sistema de gestión de la seguridad y la salud

La Herramienta de Evaluación para Hospitales, publicada por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), sugiere que los proveedores de atención deben formular directrices que determinen el desempeño del sistema de gestión de la seguridad y la salud de la empresa.  Para fomentar el cumplimiento de los protocolos de seguridad, es importante que los administradores incluyan a todos los directivos y empleados en los procesos adecuados de toma de decisiones y que realicen revisiones periódicas del rendimiento de la organización. Las revisiones periódicas proporcionan un indicador dinámico de si una organización ha logrado los resultados previstos. Además, los administradores pueden utilizar esta información para ajustar las políticas de la organización según sea necesario.

Asegúrese de que los empleados conocen y comprenden las políticas de seguridad

Los empleados y los empresarios deben comprender su papel en la seguridad de la organización. 1] Además de formar a cada nuevo empleado en materia de seguridad hospitalaria, los administradores deben poner al día a los miembros del personal con regularidad sobre los cambios de política relacionados. Asimismo, los empleados deben comprender las obligaciones que conlleva la defensa de la seguridad del paciente. Por otra parte, toda organización médica debe definir claramente las políticas y los procedimientos de seguridad.

Los empleados deben sentirse seguros para expresar sus preocupaciones. Por lo tanto, junto con un procedimiento claramente descrito para gestionar y notificar los problemas, una formación eficaz en materia de seguridad incluye la garantía de que los administradores recibirán la información con imparcialidad.

Desarrollar un plan de cumplimiento de la seguridad

Los administradores de los hospitales supervisan y evalúan continuamente el modo en que los empleados siguen las políticas establecidas. Las juntas directivas institucionales y los consejos de administración utilizan esta información para ajustar las políticas de la organización según sea necesario. Los programas de cumplimiento benefician a las organizaciones de salud de muchas maneras, entre ellas:

  • La construcción de la confianza de la comunidad como una organización responsable
  • Desarrollar normas de cumplimiento adecuadas para la comunidad y la organización
  • Establecer un marco para evaluar el cumplimiento de los empleados y los proveedores
  • Mantener la integridad de las reclamaciones de seguros
  • Mitigar o eliminar la actividad ilegal
  • Promover los resultados positivos del tratamiento
  • Proporcionar una salida de cumplimiento centralizada

Al desarrollar y mantener un plan de cumplimiento de seguridad, las organizaciones -pequeñas y grandes- promueven entornos de tratamiento seguros.

Practicar la atención centrada en el paciente

La atención centrada en el paciente es un tema candente entre los debates sobre la calidad del servicio. 4] Los administradores sanitarios, los medios de comunicación de los hospitales y los legisladores utilizan esta frase con frecuencia. De hecho, las aseguradoras vincularon los pagos, en parte, al grado en que los centros asistenciales adoptaron la atención centrada en el paciente mucho antes de la aplicación de la Ley de Asistencia Asequible.

En el pasado, a los defensores de la salud les preocupaba que esta filosofía pudiera socavar los esfuerzos por ofrecer tratamientos basados en la evidencia. Hoy, sin embargo, los partidarios de los tratamientos basados en la evidencia consideran que la atención centrada en el paciente es un marco fundamental para establecer y promover los resultados de bienestar deseados.

Comunicar la información de seguridad a los pacientes

Históricamente, los consumidores desempeñaban un papel pasivo en sus recuperaciones y, con una comprensión vaga, seguían los planes de tratamiento sin rechistar. En este entorno, los pacientes depositaban una confianza absoluta en los proveedores de atención. Hoy en día, sin embargo, los profesionales entienden que los pacientes educados pueden ayudar a reducir los errores médicos. Además, con la gran cantidad de información disponible en Internet, es importante que los pacientes comprendan qué datos relacionados con la salud se aplican a su caso particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *